Humana Mente Posible #HMP

por @ValeraMariscal

Eso te lo metes por la Tripartita

Tripa Hartita

Los cielos nunca ayudan al hombre que no quiere actuar
Sófocles (495AC-406AC)

A los que se muevan en el entorno de la formación empresarial en España les sonará una conversación como esta:

  • Asesor: Mira, al final la bonificación para este año se te queda en Xtantos así que podemos meter el curso de Office, el de prevención y alguno para los de ventas en la bonificación. 
  • Empresa: De acuerdo, también habíamos pensado en la formación de los nuevos, y meterlos en alguno de estos grupos si se puede. 
  • Asesor: Bueno, eso lo miramos, yo creo que con lo que tenéis, lo podéis meter todo por la Tripartita. 

 Soy de los que considero que la formación, el entrenamiento y la gestión del talento en una empresa es algo esencial para afrontar los retos de competitividad y crecimiento de un proyecto empresarial. Periódicamente aparecen estudios y datos apoyando en este sentido y  que dan por demostrada la relación entre la gestión del  desarrollo profesional  y la productividad en las empresas. También sé que hay muchas empresas que, a pesar de sus limitaciones, les gustaría poder invertir más de lo que ya lo hacen, porque han probado los resultados y los beneficios de contar con personas que saben ser y hacer a tiempo. Y desde luego sus presupuestos responden a criterios de necesidad y de estrategia y aquí la Fundación Tripartita es un verdadero apoyo.

Sin embargo, aún hay otras muchas empresas en las que se hace formación sólo porque existe la Fundación Tripartita, gracias a la cual, reciben una bonificación que, haciendo cuentas, les puede salir gratis, o lo comido por lo servido. Lo que pasa es que hay un límite y por eso la tarea no es pensar en estrategia de empresa sino en ajustar el presupuesto de formación para que entre en los márgenes de la mencionada ayuda.

Por ello, por un lado los asesores y por otro las empresas de este tipo, intentan rebañar al máximo precios, calidades, materiales y formadores para meter algo que dé impresión de formación para sus empleados y que les entre por la Tripartita. Olvidando que el objetivo era apoyar e impulsar y no sustituir los fondos dedicados a formación en las compañías. Mientras, aunque haya necesidades reales de capacitación y desarrollo, estas se quedan sin cubrir por falta de medios.

Y con tanta estrechez y apretura, al final la cacareada gestión del talento en alguna empresa se parece más a las barbas del hidalgo del Lazarillo de Tormes en las que se echaba unas migas  para aparentar que había comido. Personalmente, creo que este maquillaje de pan rayado no le hace bien a las empresas, pero así es.

Al final, desde esta perspectiva, la ayuda de la Fundación Tripartita en lugar de ser un estimulo que favorezca la mejora en la gestión del desarrollo profesional en la empresa, se convierte en una limitación y desvirtúa los valores para los que fue creada. Y como consecuencia en estas empresas no se forma ni se entrena a las personas debidamente. Ni hay análisis de necesidades serio, ni criterios estratégicos. La formación termina siendo escasa, a destiempo y sin sentido.

Pero lo peor es que, por otro lado en un alarde de inteligencia gestora, la estrechez da un vuelco cuando se trata de apariencias y banalidades, pues si bien se apura un euro para una formación, no ocurre lo mismo con el Audi del director y algunas comidas, ya que en esto por apariencia, moda o agradecimiento se gasta lo que sea menester y no se mira tanto, ya que no parece que haya Tripartita que lo estreche. Lo que da muestra el agudo criterio estratégico del gestor medio.

En fin, no se si miro sesgado o torcido pero sí se que es un tema para debate.

Mientras, seguiremos como estamos, intentando hacer valer la importancia de una verdadera gestión del talento en las empresas, al mismo tiempo que escuchando:

  • Bueno ¿y con el tema de los de calidad que hacemos?
  • Nada, nada, esto te lo metes por la Tripartita.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Posted under: Blog

Tagged as: , , , , , , , , , ,

3 comments

  • Muy de acuerdo, La Tripa casi sólo ha servido para mover dinero, porque utilidad, con la calidad de lo que se ha vendido a las empresas, poca o ninguna.

    Yo soy partidario del modelo Coca-Cola: lo que uno no quiera pagarse porque no le dé la gana, hay que tirarlo a la basura, y así hasta que alguien dé con un brebaje que guste a la gente tanto que quiera sacarse el dinero de su bolsillo para pagarlo, libremente.

  • Juan J. F. Valera Mariscal

    Juan J. F. Valera Mariscal on 25/01/2015 at 21:34 said:

    Reply

    Gracias Santiago, por tu aportación. Lo que no si he visto es que algunas empresas con la crisis han cortado de raíz la formación, (muchas veces por falta de capacidad negociadora o de venta interna del responsable de formación) Y al poco tiempo, han sido los departamentos clientes internos los que han demandado la capacitación directamente (de forma reactivas es cierto) a la vista de los problemas que estaban surgiendo: aumento de errores, conflictos, descenso de ventas, perdida de clientes, falta de actualización o compromiso, etc. Es cuando ven estas orejas al lobo cuando se dan cuenta que gestionar personas es más que esperar una bonificación. (que una vez que has decidido tu estrategia si te dan una ayuda bienvenida sea, pero no al revés)

    • Sí, me consta, es una moda americana recientemente implantada… que sería más eficiente si la formación psicosocial (de la técnica no tengo ni idea) que se vende sirviera para algo. También es una buena estrategia para librarse de la responsabilidad de gastarse el dinero en cosas cuya utilidad es un dogma de fe, así se le puede echar la culpa al boogie, con lo que el responsable de RRHH se libra de la guillotina. Me lo contó un directivo de RRHH de una multinacional hace unos años y no salía de mi asombro.

      Si los productos los eligiese el propio interesado, el último responsable sería él mismo, que quien compra la coca cola o el sucedáneo, con los resultados coherentes a cada elección. Eso daría lugar a una selección natural que mejoraría los productos, algo imposible en un mercado tan regulado… en el que la gente tiene que tragarse el brebaje que no ha pedido o que, habiendo pedido coca cola es más parecido al aguachirris.

      Si te fijas en el Expomanagement 2015, llevan una semana o dos diciendo que va a ser una revolución, que va a marcar un antes y un después, que blablablá… Mira el programa y saca tus propias conclusiones.

      Gracias a ti por la conversación

Deja un comentario, ¡Gracias!